7 claves para conseguir un perfil de LinkedIn estelar

No es la primera vez que te hablo de redes sociales en el blog. Sobretodo de LinkedIn. Ya sabes que es una de las redes sociales más importantes si hablamos del ámbito profesional, y no es porque lo diga yo.

Es el lugar al cual nos dirigimos cuando buscamos empleo, un lugar en el que podemos crear relaciones con otros profesionales, una red dónde conectar con gente de nuestro interés… Por eso te conviene cuidar de tu perfil de LinkedIn.

Los perfiles de LinkedIn, como probablemente ya sabrás, se clasifican según de su fuerza, por niveles. Así que si quieres llegar a nivel estelar tendrás que cuidar tu perfil.

¿En qué te ayudará esto?

Tu posicionamiento te ayudará a obtener resultados en LinkedIn, te ayudará a conseguir tus objetivos y le dará una mayor visibilidad a tu perfil.

Cómo conseguir un perfil de LinkedIn estelar 

En realidad es más fácil de lo que crees, sobretodo porque hoy te traigo las 7 claves para tener un perfil estelar.

1. Empieza con una buena foto de perfil y portada, es una de las primeras cosas que hacemos cuando nos creamos una cuenta en una red social. Te recomiendo una foto profesional, con un fondo neutro. Eso no significa que tu foto tenga que ser aburrida y super formal, utiliza una foto original, que llame la atención. 

¡Ojo!, No la hagas en un bar tomando una coca cola, pero tampoco hace falta la típica foto de ponerte frente una pared blanca, con camisa y la sonrisa forzada.

2. Ten en cuenta el titular, el extracto y la experiencia. Tu titular es la descripción de lo que eres como profesional, aparece en las búsquedas de Google, así que tiene que ser un buen gancho para que se fijen en ti.

El extracto es como tu elevator pitch, o lo que es lo mismo, un breve discurso que te presenta a los demás. Tiene que ser llamativo y creativo, pero también persuasivo. 

Trabajalo, porque los demás usuarios, empleadores o no, no se fijarán solo en lo que has hecho, si no en cómo te describes en Linkedin para conocerte mejor. Tiene que ser todo un gancho para que no te hagan “Next”. 

La experiencia es tu recorrido profesional, ¿Qué has hecho?, ¿A qué te has dedicado?… Es el lugar en el cual tienes que de dejar claro cuál ha sido tu experiencia profesional en tu sector.

3. Usa palabras claves. Las palabras clave son, valga la redundancia, claves en la redacción de tu perfil. Es lo que te posiciona y ayuda a encontrarte de forma más fácil entre todos los demás peces del mar.

Úsalas en tu extracto, pero recuerda emplear aquellas palabras clave que hagan referencia a tu puesto de trabajo, tampoco se trata de llenar los textos de palabras clave al “tun-tun”, tiene que ser algo bien meditado y concreto.

4. Recuerda que es un networking. Y como tal, se basa en las relaciones que estableces en la red social. Haz contactos. Lo ideal es tener al menos 501, así aparecerá “+500” en tu perfil, lo que te ayudará a destacar. 

Puedes agregar compañeros de trabajo, lo de ahora y los pasados, socios y ex-socios y jefes y ex-jefes, cuanto mayor sea tu red de contactos, mejor.

5. No te olvides de tus aptitudes. Puedes ver las aptitudes como aquellas cosas que se te dan bien y en las que destacas: tus conocimientos, habilidades… ¿Qué es aquello en lo que nadie más es mejor que tú?

Puedes incluir hasta un máximo de 50 y debes escogerlas bien y priorizar las que mejor se adapten a tu perfil para mejorar tu posicionamiento. Ayudará  que te vean como una persona válida para puestos de trabajo relacionados con el tuyo.

Recuerda una cosa pero, porque tan importante como añadir aptitudes, es que te las validen. No dudes en pedir a tus contactos que lo hagan.

En LinkedIn es tan importante lo que dices de ti mismo, como lo que dicen de ti.

6. Incluye tus certificaciones y reconocimientos. ¿Tienes algún reconocimiento, premio…? ¡Inclúyelo! Siempre jugará a tu favor tener reconocimientos, y como con las aptitudes, pide que te los validen, te dará mayor credibilidad.

Recuerda que para recibir tienes que dar, así que si pides que alguien te valide tus reconocimientos, aptitudes o certificaciones, devuélvele el favor o adelántate y haz tú lo mismo por él.

7. Publica y comunica. Cada vez más, los usuarios se dan cuenta de la importancia de publicar de forma periódica en LinkedIn. Lo recomendable son 1 o 2 publicaciones semanales. 

Incluye posts sobre artículos interesantes para tu red de contactos, reflexiones profesionales propias, incluso ofertas de trabajo que puedan interesar a tus contactos. Te ayudará a ganar notoriedad a tu perfil, si consigues que tengan gancho.

Y tú, ¿Has tenido en cuenta estos aspectos a la hora de crear tu perfil? Recuerda que son vitales para hacer de tu perfil de linkedIn un perfil apetecible y llamativo. Un perfil vacío no llama la atención de nadie y mucho menos transmite confianza al visitante.

Si lo necesitas podemos ayudarte en ello, basta que solicites una consultoría estratégica y hablaremos del tema café en mano, si lo deseas.

Share your thoughts